viernes, 9 de diciembre de 2016

Continuacion historia de suspenso

Pues bien después de los relatos de las personas vecinos etc, proseguimos con los relatos de los clientes que guardaban su auto por las noches en este estacionamiento. La mayoría no tenia idea de lo que hablábamos, algunos otros nos comentaron los mitos que ya habíamos escuchado, pero la mayor parte de las quejas llegaron de los que guardaban su auto en el segundo nivel. Nos topamos con que una gran mayoría se topaban con un señor, cojo (coincidencia?), que generalmente estaba arreglando su auto. Dicen que por lo menos 3 veces a la semana al dejar su auto, siempre lo podían ver trabajando en el motor de su auto, de vez en cuando caminaba hacia la caja de herramientas, y regresaba a trabajar al motor, sin embargo nadie nos dio la descripción del sujeto. Algunos otros que guardaban su auto a más altas horas de la noche, nos comentaron que en ocasiones sentían como los seguían cuando ya se dirigían hacia afuera, otros aseguran haber visto a una niña corriendo entre los autos. 

La historia del lugar no fue gran cosa, desde que se tenían los registros a sido estacionamiento, aunque a cambiado de dueños muy seguido.

Comenzamos a investigar el lugar con cámaras y fotos, en realidad no se guardo nada. Sin embargo en las fotos nos topamos con las instantáneas mostraron a un señor con una gabardina color arena, trabajando en un auto que estaba ahí estacionado, cuando volteamos a ver el auto, este tenía el cofre cerrado... En una de las fotos digitales se logro como observar a una niña correr entre los autos, no le dimos mucha importancia pues no parecía muy nítida, sin embargo tomamos otra en la dirección donde vimos a la niña, y vaya sorpresa que nos topamos, la foto revelo con un zoom en la cara de una niña que estaba sonriendo, pelo largo color castaño. Justo cuando vimos la foto escuchamos claramente una voz que decía ¿quieren jugar?. Así fue como decidimos salir del lugar y traer con nosotros a un sacerdote.

llegamos al día siguiente al estacionamiento al rededor de las 11 de la noche, justo antes de entrar comenzamos a escuchar el llorar de una niña. La piel se nos puso de gallina, pues el llanto estaba muy marcado, muy triste, no era un berrinche, sino un llanto de dolor, al mismo tiempo que lloraba se podía percibir un "por favor mama, no me dejes aquí" Decidimos entrar al estacionamiento, pero antes de entrar algo nos detuvo, un silencio muy perturbador, salimos de la rampa para ver las calles, y a lo lejos pudimos observar a un hombre que venía cojeando... Corrimos hacia el, teníamos que ver si era un ser vivo, pero justo cuando llegamos a la esquina en la que doblo, desapareció. Regresamos por la misma cuadra, y al doblar en ella, pudimos ver como el mismo sujeto se caminaba hacia abajo de la rampa de acceso al estacionamiento. Corrimos rápidamente, y tomamos algunas fotos, que fueron con la instantánea. Esperamos a que se rebelara antes de entrar. La sorpresa fue que todas se veían borrosas, con una neblina blanca, en una de ellas, la neblina forma un tipo de rostro, y en la ultima fotos pudimos observar al sujeto de espaldas... Estaba flotando, la foto no mostraba pies.....

Decidimos bajar al segundo nivel para investigar o tratar de ver quien era, o que quería, y cuando bajamos nos topamos con el primer escenario descrito por los oficiales de seguridad, muchas luces estaban apagadas, y formaban una oscuridad, algunas otras parpadeaban rápidamente, provocando que la oscuridad se viera aun más profunda. Lo más extraño de todo que cuando entramos nos topamos con que la gran mayoría de autos que que aun no reportaban ni dueño, ni acta de robo, habían desaparecido. Comenzamos a movernos por el lugar mientras el sacerdote rezaba, es se movía con nosotros sujetando una vela, y un rosario, al mismo tiempo que pedía por nuestra seguridad, y por permitir que descansara en paz lo que fuera que estaba ahí. Comenzamos a escuchar una serie como de quejidos, como cuando esta molesto por que no le salen las cosas, caminamos hacia el sonido y nos topamos con un auto con el cofre abierto, pero no tenía placas. cuando nos acercamos y alumbramos bajo el auto, observamos a un hombre, en posición felina, bajo el auto, el impulso nos hizo brincar, y gritar, alejándonos del auto. cuando volvimos a alumbrar ya no había nadie, creímos que sabíamos lo que seguía, pues según el oficial, después se le apareció detrás de él. pero en lugar de esto la vela que traía el sacerdote se apaga y las luces que venían desde el pasillo hacia la salida, comenzaron a apagare hacia nosotros. Rápidamente tratamos de encender la vela, pero no prendía el mentado encendedor, no se si de plano en ese momento estaba fallando todo, o los nervios no nos permitieron prenderlo. Nuestro compañero parapsiquico, reacciono, y nos unió a todos en un circulo, y dejamos al sacerdote adentro. Parece que dio resultado las luces a nuestro al rededor no se apagaron, y el sacerdote logro prender la vela.

No veíamos nada, pero sentíamos algo a nuestro rededor, el sacerdote comenzó a leer algunos salmos de la biblia, un compañero se metió al circulo junto con el sacerdote y comenzó a tomar fotos, repentinamente todo se calmo.

Salimos de ahi y mandamos los resultados al laboratorio, Las ultimas fotos en la oscuridad no mostraban más que autos, las digitales una oscuridad profunda, pero ahora veríamos las de rollo. y ahí estaba lo gacho. Las fotos revelaron una serie de eventos extraños que tratamos de organizar , en la fotos se observo a un hombre y a una mujer recargada en el cofre de un auto, varias fotos revelaban la misma escena, pero el hombre cambiaba de posiciones, no se distinguían bien, más bien como traslucidos, en otra fotos el hombre estaba encima de la mujer, con forme veíamos las fotos aumentaban la duda, pero en una pudimos ver que sucedía, el hombre le daba una cachetada a una mujer es esta foto, otras fotos más, pero no podíamos percibir nada en ellas. Se revelo otra en la misma zona del auto, y en esta ultima se revelo un charco e sangro justo debajo del cofre de este auto.

Algunos compañeros regresaron al día siguiente, junto con el sacerdote a tomar fotos del auto, mientras nosotros veíamos los videos, en ellos pudimos observar a una niña escondiéndose entre los autos, siempre asomaba la mitad de la cabeza, en cierta parte del video, después de repetirla muchas veces pudimos observar a una mujer alta que tomaba a la niña del hombre y la jalaba. En el video nunca se mostró al sujeto que flotaba. Los compañeros regresaron sin complicaciones, y se revelaron las fotos. Nos topamos con más revelaciones, el hombre golpeaba bruscamente a la mujer (aclaro todo esta historia la armamos después de observar y someter las fotos a muchas pruebas para poder ver las figuras que se mostraban ahí)de un rincón sale una niña y patea al señor en la espinilla, el hombre suelta a la mujer y toma a la niña por los pelos, o el cuello, no pudimos percibir bien esta parte, las fotos posteriores no se ven, o distinguen, en la ultima se distingue a un mujer golpeando al hombre con algún tipo de herramienta en la cabeza.

Nosotros armamos la historia con que podía ser algún cliente que trato de violar a la mujer, la mujer se defendió y su hija la ayudo, el señor trato de dañar a la hija, y no hay nada más peligroso que una madre enfurecida, y tratando de defender a sus hijos, matando al hombre. Sin embargo en los videos y fotos, podemos observar a la mujer y a la niña, lo cual indicaría que también murieron ahí (que por cierto los reportes de este evento están incompletos (como casi todos en méxico)y por lo tanto no pudimos averiguar como mueran ellas dos, pero al parecer la mujer muere debajo de este auto, por en la ultima foto se puede ver la silueta de la mujer en el suelo, y justo si se enfoca con la otra foto, el charco de sangre queda justo en su cabeza.



El clero ayudo a los dueños del lugar, aunque según ellos, tuvieron que llamar brujos y de más pues no lograban ningún avance, y no mandaban casi gente. Al parecer el estacionamiento esta funcionando actualmente. La teoría de nuestro parapsiquico dice que pudo haber sido un espíritu vengativo, y así desplazaba su energía, aunque era atrapado por la mujer y la niña que tampoco podían descansar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina!