viernes, 10 de noviembre de 2017

Hang Mioku la Modelo que inyectó aceite en su cara

La trágica historia de la modelo coreana Hang Mioku nos revela hasta qué punto somos capaces de llegar los seres humanos para alcanzar un ideal de perfección. Esta mujer tenía una adicción bastante inusual: la necesidad imperante de hacerse cirugías plásticas e inyectarse silicona. Las facciones de la mujer cambiaban y su rostro se ensanchaba a un nivel tan alarmante, que incluso los médicos se negaron a seguir practicando procedimientos quirúrgicos en su cuerpo. Fue en este punto que las cosas se pusieron peor.

[​IMG]

Ante la negativa de los profesionales, Mioku recurrió a formas alternativas de satisfacer su adicción. Primero se inyectó en el rostro una botella entera de silicona adquirida en el mercado negro. Y después, como una medida desesperada, recurrió al aceite de cocina. Las consecuencias de inyectarse estas sustancias en la cara fueron increíblemente devastadoras para la ex modelo, especialmente en términos de apariencia.


[​IMG]
En la época en que se tomó la imagen el rostro de Mioku empezaba a agrandarse.

Hang Mioku se practicó la primera cirugía cuando tenía 28 años, época en que aún gozaba de un semblante joven y belleza natural. Después, se mudó a Japón donde siguió practicándose diversos procedimientos. Estaba particularmente obsesionada con no tener arrugas y conservar una piel suave y tersa.


Un rostro irreconocible.


Las facciones de Mioku se desfiguraron por completo cuando empezó a tratarse por su cuenta, al punto que ni sus propios padres la reconocieron. También sufría las burlas de los niños en la ciudad donde vivía, que se mofaban de su enorme rostro desproporcional a su cuerpo.


[​IMG]

El drama de la modelo llamó la atención de una cadena televisiva en Corea del Sur. Después de aparecer en los medios, organizaron una campaña de donaciones y miles de televidentes enviaron aportaciones económicas para ayudar a que Mioku tuviera una cirugía correctiva. Inicialmente fueron diez operaciones en que los médicos retiraron alrededor de 60 gramos de silicón, aceite y otras sustancias extrañas del rostro, en su cuello obtuvieron 200 gramos de las mismas sustancias.

[​IMG]

Desafortunadamente, todos estos procedimientos no fueron suficientes para que Mioku recuperara algo de sus facciones originales. Según la última información obtenida, la mujer labora en una tienda de ropa de segunda mano y recibe asistencia gubernamental. Con el rostro totalmente desfigurado y cicatrices permanentes, Mioku sueña con recuperar algún día su antigua apariencia.

Échale un vistazo a esta galería de imágenes del antes y el después de la mujer que se inyectó aceite de cocina en el rostro.

[​IMG]

[​IMG]

[​IMG]

viernes, 3 de noviembre de 2017

Historia del dia de los muertos

Era la noche de todos los santos y el día había estado de lo mas tranquilo, hasta que me llamaron para ir a ver una maquina cerca de los panteones municipales, pues como no tenia nada que hacer pues fui a ver que onda y a parte pensaba darme una vuelta por la feria del hueso, para comprarme unas calaveritas de dulce y haber que mas.

Resulta que el problema no era tan grave, nomas no habian internet y como todo lo manejan atraves de una red privada virtual pues no se podian comunicar. Total despues de hacer algunas pruebas, y esperar por espacio de 40 minutos a que se reactivara el servicio de internet, fueron a pagar a la sucursal de Zarco, que relativamente esta cerca. Bueno cobre y me fui. Al salir de ahi senti una rafaga de viento que cruzaba mi cara, pero sola la cara pues trai manga corta esa vez, y no senti el viento en los brazos. Como hiba pensando en la inmortalidad del cangrejo (si para variar,jajajaja). Llege a la feria y en lo que recorria los puestos y preguntaba precio. Me llamo la atención un puesto donde había craneos (ovbiamente fabricados) de Alien's (r)(c) y Predator's (c)(r) las cuales estaban muy bien detalladas, pero realmente se me hicieron un poco caras para ser de yeso unas o hueso reconstituido otras (3 mil pesos cada craneo). En fin triste y desconsolado me dirijia ya con mis calaveritas de dulce con los nombres de cada uno de los de mi casa (9 en total). Cuando a la entrada del panteon vi a mi abuela y a mi abuelo discutiendo (mi abuela murio de cancer en el año de 1986 y mi abuelo murio en Abril del 2007). A ella la sepultaron un día de lluvia y mi abuelo le hecho encima una muy buena losa (era maistro albañil). A él lo incineraron, y sus cenizas se fueron en una urna de cedro (casi 5 mil pesos la urnita, no si esta cara la vida y mas la muerte, jejejeje). Bueno sabiendo como es mi familia me arrime haber si no serian unas personas muy parecidas a ellos. En ningun momento los perdi de vista pero como me fui acercando se fueron desvaneciendo, al llegar a la entrada no se veian. Asi que como ya estaba ahi pues pase haber como estaba la tumba de ellos. ( la urna de mi abuelo se enterrero en donde esta la tumba de mi abuela, encima de ella, jejejeje). Y para mi sorpresa habia un niño pequeño sentadito en la tumba. Con las facciones muy similares a mi abuelo, me acerque mas con ganas de regañarlo que otra cosa. Cuando llegue hasta la tumba el niño, levanto la cara y me dijo: "Mi mamá me dijo que te dijera: Si al panteon de noche vas es posible que con un pariente de haz de quedar", en ese momento me recirrio un calorcito desde las palmas de las manos a la cara y de ahi a donde termina la espalda.

Le pregunte: "y tu como te llamas" y el contesto, al oir su nombre me quede de una pieza, no me podia mover, en eso que tocan mi hombro y volteo, con gran sorpresa veo a una de mis primas que hiba con tía y que tambien es mi madrina. Me dicen: "Y tú mamá", en la casa, en eso el niño se despide y me dice: "Mañana ven a jugar conmigo, sobrino". Le pregunto a mi Tía si conoce al niño y me dice cual?, y mi prima me dice. No hagas caso cada año es lo mismo con él. Solo se le aparece a los sobrinos, pero a los que les caen bien. Es muy bueno, aunque algo vago.
El niño tiene la apariencia de mi hermano, pero mas clarito. De hecho mi abuelo, mi mamá, mi tia, mi hermano y una prima no pueden negar que son parientes. Yo si jejeje. 
Pero bueno, desde entonces mi tocayo y tío, se me aparece continuamenten para "jugar", o mas bien para preguntarme cosas, apagarme la computadora o cuidarme que no me pase nada.

martes, 31 de octubre de 2017

3 historias de terror XXXIX: ¡Feliz día Día de los Muertos, México!

3 historias de terror XXXIX: ¡Feliz día Día de los Muertos, México!


¡FELIZ DÍA DE LOS MUERTOS, MÉXICO!

viernes, 27 de octubre de 2017

¿Podría vivir un bicho en un oído? 5 Casos horripilantes

[​IMG]
Los insectos son capaces de invadir todo, incluso nuestro cuerpo. Es totalmente asqueroso, pero cierto. Imagina tener un bicho en un oído, la idea es repugnante, ¿no? Pues esto fue lo que ocurrió en los siguientes 5 casos:



1- Invasión de gusanos:



Una pequeña niña de cuatro años se quejó por tener mucha picazón y dolor intenso en su oído. Su madre la llevó al hospital y la doctora que la atendió extrajo, nada más y nada menos que, ¡80 gusanos! Afortunadamente la niña fue atendida a tiempo, porque de haber esperado un poco más, estas criaturas hubiesen comenzado a devorar su cerebro. La especialista atribuyó el problema a la falta de higiene que atrajo una mosca, la cual depositó en su oreja las larvas.



[​IMG]




[​IMG]




2- Asilo, más gusanos y negligencia:



La señora Catherine McCann de 92 años, vivía en un asilo de ancianos en 2012, cuando su oreja de infestó de gusanos. La señora gritaba de desesperación, mientras los doctores grababan un vídeo donde se muestra la extracción de 57 de estos insectos. Ellos determinaron que habían pasado tres días dentro del oído de McCann.Y aunque no se encontraron moscas dentro del asilo, quizá pudo entrar al conducto durante una caminata al aire libre.
El cuento no acaba aquí. A McCann debían aplicarle lavados de oreja, gotas y antibióticos, pues unos años antes había sido operada del conducto auditivo. El abogado de la señora desconfiaba de la palabra de los encargados del asilo, y fueron demandados por sufrimiento emocional y negligencia.



[​IMG]



[​IMG]




3- Colonización de hormigas:


Si hay algo peor que un bicho en un oído, son muchos bichos al mismo tiempo. En la India, una niña llamada Shreya Darji de 12 años, sufre una colonización de hormigas en su oreja. En promedio sacan unas 15 hormigas cada día. Lo peor del caso, es que aún no logran encontrar a la hormiga reina, para sacarla y terminar con el sufrimiento de Shreya.



[​IMG]




[​IMG]




4- El ciempiés invasor:



Un adolescente de 14 años sacó un ciempiés de 10 centímetros de su oído. El dolor fue lo primero que sintió ante la presencia no deseada del huésped. Cuando llegó al hospital, los doctores lo trataron por abrasiones dentro de la oreja, y luego lo dejaron ir. Pero según ellos, nunca vieron un caso así.



[​IMG]




[​IMG]




5- La garrapata y la polilla:



Michael Gorman tuvo dos visitantes al mismo tiempo en su oído durante la celebración del cumpleaños de un amigo. Con un par de pinzas pudieron sacar la garrapata sin problemas, pero la polilla dio trabajo. Cuando pudieron extraerla después de un par de minutos, el insecto quedó libre.



[​IMG]

viernes, 20 de octubre de 2017

Christine Chubuck la periodista que se suicido en vivo

Ser testigo de una cosa tan lamentable como un suicidio no es cosa de todos los días. Sin embargo, eso fue lo que sucedió para los miles de televidentes que sintonizaban el WXLT-TV Channel 40 el día 15 de julio de 1974, y que se disponían, como ya era costumbre, a disfrutar del talk show matutino Suncoast Digest. Aquel trágico día, quienes tuvieron la mala fortuna de sintonizar el programa, fueron testigos de la forma en que Christine Chubbuck, la presentadora del programa, se quitaba la vida al aire, en vivo y a todo color frente a las cámaras.




[​IMG]

Chubbuck apenas tenía 29 años cuando se suicidó. Conducía un programa diario en la televisión de Florida que solía abordar diversos problemas de la comunidad. El talk show se transmitía todas las mañanas en punto de las 9 horas, y la periodista era considerada toda una personalidad local. Joven, exitosa y comprometida con la comunidad – también solía participar de forma voluntaria en un hospital que trataba a menores con problemas mentales –, nadie jamás llegó a imaginar que tenía la intención de matarse.


Planeando un suicidio público.

Con toda seguridad Chubbuck planeó su muerte desde mucho tiempo antes, pues unas semanas previas al acto convenció a sus jefes de que le permitieran hacer un reportaje sobre el suicidio. Esa vez, Chubbuck entrevistó a un oficial de policía y lo cuestionó sobre los distintos métodos a los que una persona podía recurrir para quitarse la vida – y cuál sería el más efectivo.


[​IMG]

El oficial, totalmente ajeno a los planes de Chubbuck, respondió que optaría por un revolver calibre .38 abastecido con balas de punta hueca. Además, el oficial señaló que no se apuntaría a la sien como suelen hacerlo muchos suicidas, pues las heridas en esa región no siempre resultan letales. En lugar de ello, el policía se dispararía en la nuca.

Posterior a este reportaje, específicamente una semana antes de suicidarse, Chubbuck llegó a decirle a su editor de noticias que había adquirido un revolver. Al cuestionarla por los motivos, Christine respondió que se le había ocurrido que sería una buena idea si ella se disparaba en vivo en la televisión.

La tragedia televisada.

El día de su muerte, Chubbuck arrancó el programa con las noticias habituales – tres noticias nacionales y una sobre un tiroteo en un restaurante de la localidad – pero, ocho minutos después de entrar al aire, la mujer se recogió sus largos cabellos del rostro, movió los labios erráticamente y dio vuelta al fajo de papeles que llevaba en las manos.

[​IMG]

ntonces la presentadora arrancó un discurso: “Dando seguimiento a la política de Canal 40 de llevar a sus televidentes las últimas noticias sobre sangre y vísceras a colores, están a punto de ver otra [noticia] de primera mano: un intento de suicidio”. Sus manos temblaban, pero su voz nunca se quebró durante el discurso. Después, Christine Chubbuck sacó un arma, se la puso atrás de la oreja derecha y disparó.

Según las versiones de aquellos que atestiguaron la tragedia, los cabellos de Christine volaron como si hubieran sido alcanzados por una ventisca y su rostro quedó completamente retorcido. Su cuerpo se precipitó de forma violenta hacia el frente y la transmisión del programa cesó en ese instante.

En un primer momento, el equipo de la televisora pensó que todo aquello no era más que una broma – de muy mal gusto, por cierto – de Chubbuck y que dentro de nada se levantaría riéndose. Sin embargo, muy rápido se hizo evidente que la periodista en realidad se había disparado en la cabeza. Lograron trasladarla al hospital pero, 14 horas después, la declararon muerta.